El Contador del Amor

Por Sandra CZ
starstar-ostar-half-empty
¿Quires puntuar con 0 sobre 5 estrellas?

Tu puntuación:
CancelarEnviar

La comedia galardonada con el Premio Moliere 2010 a la Mejor Comedia Francesa, vuelve a la cartelera madrileña con seis únicas funciones, cada martes a las 20:30. El lugar elegido no es otro que el Teatro Reina Victoria, uno de los teatros con mayor tradición de Madrid. Inaugurado en 1916 por el Rey Alfonso XIII y su esposa, la Reina Victoria Eugenia, este espacio  fue diseñado para acoger a más de seiscientos espectadores.

Todo comienza con un inocente “Vamos ha hacer balance”, seguido de un dudoso “a partir de ahora declaro la amnistía universal”

"El contador del amor"es una comedia ácida y divertida, escrita por el gran Eric Assous (director, guionista y dramaturgo),autor de otros éxitos sobre las tablas como Nuestras mujeres o Los hombres no mienten, que cuenta con la adaptación de Julián Quintanilla (guionista, dramaturgo y director teatral y de cine),quien ya ha adaptado producciones como Toc Toc o La jaula de las locas. En cuanto a la dirección, corre a cargo de César Lucendo, al que seguro que muchos de vosotros reconoceréis por sus numerosos papeles como actor en series de televisión.

El elenco durante el estreno

Gracias al Teatro Reina Victoria, tuvimos el placer de asitir al estreno de esta producción que durante hora y media te hace ser testigo de una historia de amor y venganza que, aunque a primera vista puede parecer un poco manida, te sorprende con su original desarrollo.

Todo comienza con un inocente “Vamos ha hacer balance”, seguido de un dudoso “a partir de ahora declaro la amnistía universal”, con el que Diana, en un  intento de que su marido confiese todas sus infidelidades abre la caja de Pandora. Pero… si Diana está dispuesta a perdonar y pasar por alto algo así ¿no será porque ella también tiene algo que esconder?

Esta misma pregunta es la que se hace Agustín, el marido. Y es en ese mismo instante en el que comienza una lucha dialéctica en la que ambos se pondrán al límite intentando descubrirse en uno al otro.

Lara y César dando vida a Diana y Agustín

Con un texto ágil cargado de ironía y humor, “El contador del amor” pone patas arriba la visión que muchos de nosotros tenemos del amor, la fidelidad, la amistad… Porque ¿es lo mismo ser infiel una sola vez durante varios meses que serlo muchas más veces de  manera rápida e insustancial? ¿Hay amor o solo es sexo? Y si una de las personas con las que has sido infiel es de tu mismo sexo ¿cuenta igual?

En esta ocasión César Lucendo ha aceptado el reto de protagonizar esta comedia junto a sus compañeros Lara Dibildos  y Jorge Lucas, además de dirigirla. Y no se ha equivocado. Su papel dentro de esta “peligrosa” conversación  de pareja es el de Agustín, el marido. Un mujeriego empedernido, muy seguro de sí mismo y bastante frívolo, que se cree libre de cualquier duda acerca de su fidelidad y del amor que siente hacia su mujer. Nada más lejos de la realidad… Durante la representación seréis testigos, al igual que lo fuimos nosotros, de cómo este personaje poco a poco va mordiendo el anzuelo que él mismo ha preparado.

Puede que sea porque durante varias temporadas Lucendo ha dirigido esta producción, pero consigue una interpretación sublime con la que consigue que el espectador ría y “odie” a partes iguales a este personaje que destaca por su fuerte carácter y el doble rasero con el que mide constantemente la situación.

Lara Dibildos 

El toque femenino de la función lo pone Lara Dibildos quien da vida a Diana, mujer de Agustín. A lo largo de la obra Diana irá tejiendo una sutil red en la que Agustín irá cayendo de manera lenta e inconsciente, para conseguir que de una vez por todas la verdad salga a la luz y en contador del amor vuelva a cero. Y para ello, Lara Dibildos despliega toda su experiencia en las tablas interpretando a una Diana inteligente, manipuladora y muy divertida, que consigue sacar de quicio a su marido con ese jocoso “Agustinín...” con el que se refiere a él, y sus constantes dobles sentidos. Además, no puedo dejar de nombrar el gran momento, ese orgasmo fingido que inevitablemente te lleva a pensar en Meg Ryan, frente a los dos personajes masculinos, y con el que levantó las carcajadas de todos los presentes.

Por último, pero no por ello menos importante, el toque chistoso de la comedia lo pone Jorge Lucas con su interpretación de Claudio, el amigo. Un personaje introvertido, con ese punto soso que le hace pasar un poco inadvertido, que recientemente ha sido abandonado y despedido. Claudio es sin duda alguna, el personaje más divertido de todos y Jorge Lucas tiene mucha culpa de ello ya que, desde su primera aparición en escena, consigue despertar la risa en todo el público con su risa “molesta”, sus pequeños tics y esa mirada inquieta con la que parece buscar constantemente un lugar donde esconderse…

Jorge Lucas y César Lucendo

Con apenas unos sillones y una mesa de jardín, adornados con una celosía repleta de flores y el cambio de luces, los encargados de la escenografía y la iluminación consiguen un ambiente íntimo que encaja a la perfección con el desarrollo de la trama en cada momento de la función.

Por todo ello desde Madoy RECOMENDAMOS, y mucho, esta comedia que inevitablemente debe estar en nuestros imprescindibles de mayo ( y junio).

Dónde

Teatro Reina Victoria

Carrera de San Jerónimo, 24

91 369 22 88

Cuándo

Los martes a las 20:30

Más información

Duración: 90 minutos

Metro: Estaciones de Sol y Sevilla

Precio: Desde 17 €

Ficha artística

Texto: Eric Assous

Adaptación: Julián Quintanilla

Dirección: César Lucendo

Vestuario: Hannibal Laguna

Reparto: Lara Dibildos, Jorge Lucas y César Lucendo

twitterfacebookwhatsappticket