Eusebio Sempere, Arte Cinético

Por Madoy
starstar-ostar-half-empty
¿Quires puntuar con 0 sobre 5 estrellas?

Tu puntuación:
CancelarEnviar

Desde el 9 de mayo, y hasta el 17 de septiembre, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid acoge la exposición Eusebio Sempere en el Edificio Sabatini. Una retrospectiva del artista formada por 164 obras y numerosos documentos que representan toda la trayectoria del artista, desde su primer viaje a París, así como su estancia allí y su vuelta a España. Comisariada por Manuel Borja-Villel, Carmen Fernández Aparicio y Belén Díaz de Rábago.

Eusebio Sempere (1923-1985) de origen humilde, nunca hizo de sus problemas visuales fueran un obstáculo sino un desafío. En la Escuela de Bellas Artes el padre Roig le animó a saltar del impresionismo al arte moderno. Becado en 1948 viaja a París donde conoce a destacados artistas modernos. Recibe mala crítica y regresa a España en 1949, donde la crítica tampoco es favorable. Viaja de nuevo a París y tampoco trasciende, pero fue decisivo para abandonar la figuración. De 1953 en adelante comienza a transitar por la geometría y abstracción. En 1960 regresa a España, opta por el cinetismo y se consagra como un destacado artista cinético de España con proyección internacional.

Parte de la exposición Eusebio Sempere

En su segunda estancia en París, trabaja propuestas plasmadas en acuarelas, gouaches, collages, serigrafías, pinturas y otras técnicas de tránsito entre la figuración, la geometría y abstracción. Desde 1953 en adelante, comienza a ser valorado e invitado a salones de arte en París y en España. De regreso a España, su trabajo madura y se consolida en el arte cinético apostando por la geometría, la luz, la línea y el color.

La particularidad más relevante de la muestra retrospectiva de la obra de Eusebio Sempere presentada por el Museo Nacional Reina Sofía, son las obras inéditas realizadas por el artista a solicitud de particulares. Sus propietarios por primera vez los han prestado para una muestra de la obra de Sempere. La retrospectiva se circunscribe a los trabajos realizados entre 1949 y 1981. El recorrido se inicia con la presentación de varios gouaches abstractos, influenciados por los artistas modernos Paul Klee y Vassily Kandinsky, a quienes Sempere conoció en su primer viaje a París. Continúa con los relieves luminosos y móviles, propuestas que desarrolló y expuso en París el año 1955 en el Salon des réalités nouvelles, donde presentó su manifiesto de la luz como elemento de diálogo poético en el tiempo. Seguido, la muestra atiende toda la gama de propuestas y soportes plásticos empleados por Sempere para manifestar su pasión por la luz, el color, la línea y la geometría, los 4 componentes básicos de su obra. Cierra la muestra un trabajo documental amplio de sus propuestas interdisciplinares, entre otros, el Proyecto de Música Electrónica y la experiencia de los seminarios de Análisis y Generación Automática de Formas Plásticas del Centro de Cálculo de la Universidad Complutense de Madrid.

Más piezas de la exposición Eusebio Sempere

En mi opinión, lo más destacado de la muestra, no puesto de manifiesto, pero de gran relevancia en el desarrollo de la obra de Eusebio Sempere, es la férrea disposición asumida desde su infancia de convertirse en pintor;en otras palabras, decidido a ser un artista, a pesar de los obstáculos representados por su discapacidad visual, problemas económicos y su origen social humilde. Su consolidación como artista cinético, luego de su recorrido por el mundo del arte atado a la influencia de una Escuela de Bellas Artes donde la historia del arte limitaba con el impresionismo, se desarrolló en una lucha permanente por abrir paso a sus propias ideas. Actitud que lo llevó a transitar por senderos que a veces terminaron en fracasos, críticas adversas, dudas y decisiones tardías, hasta dejar correr libres sus impulsos guiados solo por la línea, el color, la luz y la geometría cristalizadas en sus obras. En esta última faceta de su vida de artista se centra esta muestra retrospectiva de su obra.

Esta exposición se encuentra en una se las sedes principales del Museo, el Edificio Sabatini. La entrada general es tan solo de diez euros, pero si quieres también puedes entrar gratis los lunes de 19:00 a 21:00, de miércoles a sábado de 19:00 a 21:00 y los domingos de 13:30 a 19:00. Los estudiantes menores de 25 años, carnet joven y menores de 18 años entran gratis todos los días.

 ¿No sabes cómo llegar? En esta ocación debes saber que tienes todas las opciones disponibles. Si tu elección es el coche cerca podrás encontrar dos parkings públicos: el de Estación de Atocha y el de Plaza Sánchez Bustillo. Si por el contrario eres más de transporte público puedes ir en autobús urbano (líneas 6, 10, 14, 19, 26, 27, 32, 34, 36, 37, 41, 45, 59, 85, 86, 102, 119, C1, C2 y E1),en tren (Estación de Atocha) o en metro (Línea 1 - Estación de Atocha y Línea 3 - Estación de Lavapiés). ¿Qué vas en bici a todos lados? No te preocupes, en la entrada de la Plaza Nouvel y a ambos lados del Edificio Sabatini tienes aparcamiento público para bicicletas.

Dónde

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Edificio Sabatini

Calle Santa Isabel, 52;28012 Madrid

Cuándo

Del 9 de mayo al 17 de septiembre de 2018

Los lunes de 10:00 a 21:00

De miércoles a sábado de 10:00 a 21:00

Más información

Entrada General: 10 €

Autobuses urbanos 
6, 10, 14, 19, 26, 27, 32, 34, 36, 37, 41, 45, 59, 85, 86, 102, 119, C1, C2 y E1
 
Tren 
Estación de tren Atocha-RENFE
 
Metro 
Línea 1 - Estación de Atocha 
Línea 3 - Estación de Lavapiés 

twitterfacebookwhatsappticket